martes, 5 de noviembre de 2013

Recuerdo y Tributo al Profesor de Coronel Octavio Salinas Cariaga

   Fue en la primavera de 1993, un día jueves, gris, nublado, nada hacía presagiar un cambio tan radical en la historia personal y en la historia de esta escuela.

   "Ese día venía el profesor Octavio Salinas atrasado caminando de su casa al colegio, vio la hora y tomó colectivo". (M. E. Meriño)

   Dicen que Octavio llegó cansado y se sentó al lado de la virgen en la sala de profesores y dijo... "Vengo cansado, estoy viejo".

   Sonó la campana de inicio de clases de la jornada de la mañana, él tomó su libro y se fue al segundo bloque donde se formaban los 7° y 8° años.

   Dice la profesora Lucía que quiso hablarle, porque lo vio ensimismado, triste, quizas pensó en despedirse de los suyos, entonces, sigilosa, como suele ser la muerte, comenzó a levantarse en un fuerte viento helado, emitiendo extraños ruidos, algunos vieron como una mancha oscura a ras del suelo que luego se elevó por una pandereta, otros dicen que fue como un remolino que oscureció el cielo como si fuera un manto negro. El fuerte viento hinchaba los ventanales del muro que había sido renovado, algunos rápidamente se refugiaron en la pared contraria, otros se acercaron a ver lo que sucedía, sonaban los vidrios, el viento comenzó a arrancar el recho y lo sacó de cuajo, todo se ennegreció, fue muy rápido, vino el derrumbe entre gritos, misericordia y rezos, "Las que estábamos ahí pensamos que se acababa el mundo" (T. Chávez)

   transcurrido un corto tiempo empezaron a llegar apoderados a retirar a sus niños(as), prensa ambulancia, carabineros, todos querían averiguar sobre lo sucedido.

   A la oficina fueron llevados los accidentados, pero no Octavio, estaba muerto. Ana Toro (Sub Directora), cuando lo vio ahí tirado, con el libro bajo el brazo, había comenzado a garuar.

   Rcuerdo y Tributo al profesor de Coronel, Octavio Salinas Cariaga, nuestro afecto y respeto a su familia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario